GLosario de términos

Asistente de cambio involuntario de carril

El asistente de cambio involuntario de carril es un sistema que ayuda a controlar la trayectoria del coche para que no se salga del carril cuando está en circulación. Es un sistema de seguridad que ayuda a mantenernos entre las líneas del carril de la vía. Actualmente, la mayoría de los coches del mercado ofrecen este asistente más como un extra del coche que de serie.

Este asistente de cambio involuntario de carril interpreta que, si se produce un desvío en la trayectoria del coche durante la conducción y estamos acercándonos o rebasando los límites de nuestro carril sin hacer uso de los intermitentes, se trata de una maniobra involuntaria. Por lo tanto, alerta al conductor mediante un aviso sonoro, pequeñas vibraciones en el asiento del conductor e incluso más, llegando a corregir suavemente la trayectoria del vehículo.

Partes del asistente de cambio involuntario de carril

  • Activación del asistente: el conductor del vehículo puede escoger si activa o desactiva el asistente durante la conducción. El acceso al sistema estará ubicado, lo más probable, en el propio volante del coche.
  • Cámaras o sensores: en algunos modelos se usan cámaras ubicadas debajo del retrovisor, y en otros, se recoge información desde los sensores de aparcamiento para determinar las líneas, ya sean continuas y discontinuas.
  • Detector de tacto en el volante: mediante un sensor en el volante se mide la fuerza o peso que se ejerce en el volante del coche, para determinar si el conductor del coche va a corregir la trayectoria del vehículo. En caso de no detectar, el sistema de asistencia de cambio involuntario de carril nos dará un primer aviso, normalmente sonoro, que finalizará una vez asumamos el control del vehículo. En caso contrario, el coche mismo puede modificar la trayectoria por seguridad.

Variantes al asistente de cambio involuntario de carril

Otro sistema más de asistencia a la conducción puede ser el JAM ASSIST. Este sistema puede seguir al coche que llevamos adelante, calculando la distancia de seguridad que debemos mantener con el mismo, gracias a la información recibida por los sensores.

top