GLosario de términos

Taxi

Un taxi es un vehículo de alquiler con conductor, el cual posee un taxímetro, un medidor de la tarifa a cobrar por el servicio o trayecto recorrido.

El taxi es un servicio de transporte público ofrecido por los ayuntamientos con unas tarifas reguladas, una autorización de transporte (VT) y una licencia en vigor. El servicio de un taxi se diferencia del resto de medios de transporte público, como el metro o el autobús, por ser un servicio puerta a puerta.

El objetivo principal de los taxis es el transporte de una persona o un pequeño grupo de pasajeros, en la mayoría de los casos, en áreas urbanas. Un taxi facilita desplazamientos cortos y directos en los que el usuario paga al conductor una tarifa por el servicio prestado.

El taxímetro y las tarifas de taxi

El taxímetro es un aparato común en los taxis, un instrumento mecánico o electrónico que mide el importe a cobrar por el conductor tras realizar el trayecto. El taxímetro permite calcular el importe a pagar por el pasajero en función de la duración y la distancia recorrida en taxi.

La tarifa es el importe a pagar en contraprestación del servicio prestado. Las tarifas están reguladas y se consideran diversos parámetros a la hora de calcular el importe final, como cargos por días festivos, por tarifa nocturna o por viajes fuera de su jurisdicción geográfica, entre otros recargos.