Consejos buena postura al volante

¿Tienes una buena postura al volante? 5 consejos para cuidar tu salud postural al conducir

La tercera enfermedad crónica más habitual entre los españoles son los problemas de espalda. La higiene postural al volante es fundamental para disminuir el cansancio y evitar posibles lesiones. Más allá de las molestias y la fatiga, una mala postura al volante puede ser muy perjudicial a largo plazo o en caso de accidente. No hay nadie mejor que los conductores de vehículos pesados para dar testimonio de los efectos que provocan en el cuerpo el estar muchas horas sentados detrás del volante. 

Para evitar los posibles riesgos y lesiones, lo más indicado es cuidar la postura que adoptamos al conducir, para prevenir molestias, dolores y lesiones graves en caso de accidentes. A continuación te damos 5 pautas para tener una buena postura y cuidar tu salud durante la conducción, ya sea en trayectos cortos del día a día o en viajes largos. 

Las mejores ofertas de Renting SUV

Estrena coche nuevo con nuestro renting

Kia Stonic Concept 1.2 DPi
desde 348 € mes / IVA incl.
Renting Kia Stonic Concept Clear White ECO SUV MHEV
Más información
Seat Arona 1.0 TSI 6 vel. Start/Stop Style XL
desde 371 € mes / IVA incl.
Renting Finders Seat Arona 1.0 TSI Style Plus Facelift Blanco
Más información
Nissan Juke 1.0 DIG-T E6D-Full Acenta
desde 413 € mes / IVA incl.
Renting Nissan Juke Acenta Skyline Grey SUV B Manual Renting Finders
Más información

¿Qué es una mala postura al volante?

De nada sirve tener un coche con un interior diseñado para el confort y la seguridad, si adoptas una mala postura o tienes el asiento y espejos regulados a una altura incorrecta. La posición de conducción es un elemento clave para tu seguridad y comodidad al conducir, así como para tener acceso a todos los mandos y un buen campo de visión para poder reaccionar a tiempo ante imprevistos de la vía. 

En este sentido, una mala postura es aquella que impide una conducción segura y cómoda, permitiendo un buen acceso a los pedales y mandos. Si se adopta una mala postura de forma prolongada en el tiempo, pueden aparecer problemas de espalda graves como dolores, molestias o lesiones, y en caso de accidente, las consecuencias serán peores. 

Con una postura correcta al conducir, los mandos quedan a la distancia justa. Una primera postura incorrecta al volante es aquella que resulta de llevar los pies demasiado lejos de los pedales, impidiendo que los pises con seguridad. Para regular el asiento, correctamente toma como referencia el pedal del embrague.

La recomendación que se da a todos los conductores es hacer los ajustes en el asiento del coche que proporcionen una posición cómoda al conducir. ¿Siempre ajustas el retrovisor antes de emprender la marcha? Lo mismo debería suceder a la hora de adaptar los parámetros que te detallamos a continuación, gracias a los cuales estarás cuidando tu salud postural y mejorando tu bienestar. 

5 consejos para mejorar la postura al conducir

Las lesiones que se producen al volante pueden ser prevenidas si sigues las indicaciones adecuadas para lograr las mejores condiciones al conducir. Estos cuidados evitarán molestias físicas y te ahorrarán tener que acudir al fisioterapeuta. 

Lo importante es ser consciente de que posturas prolongadas y movimientos rutinarios ponen en funcionamiento mecanismos que pueden llevarnos a lesiones de tipo laboral. De la misma forma que tenemos cuidado en nuestro puesto de trabajo para prevenir lesiones, es importante tener la misma precaución al subirnos al coche. No te pierdas estos 5 consejos fáciles de aplicar y recordar. 

Lo primero al sentarnos al volante

Lo primero que debe cuidar el conductor es la posición del asiento. Estos ajustes consisten en fijar la distancia con respecto al volante, para no quedar demasiado alejado ni demasiado cerca del mismo. A la hora de ajustar la posición del asiento, acerca el coxis al respaldo del asiento de forma cómoda pero firme. Para alcanzar la posición ideal, las rodillas separadas deberán estar a una distancia de aproximadamente 10 centímetros de la parte baja del salpicadero. 

También conviene guardar un espacio entre la parte posterior de las rodillas y el borde del asiento de entre dos y tres dedos de margen de seguridad. A fin de disminuir la presión sobre la espalda, se recomienda ajustar el ángulo del asiento entre los 100 y 110 grados.

Debes considerar además, que tu sentada en el asiento es el punto desde donde realizas movimientos rutinarios tales como el cambio de marcha y las acciones sobre los pedales. Una mala postura al volante puede causar lesiones de diversa gravedad, llegando al extremo de las hernias discales.

Sujetar correctamente el volante

Muchas veces olvidamos los consejos que se nos dieron al sacarnos el carnet de conducir, y una de las primeras lecciones que pasamos por alto al conducir es la de sujetar el volante con ambas manos.

La razón de esta práctica es lograr una postura firme y segura para las manos, muñecas y brazos. Al tomar el volante con las dos manos, las muñecas se apoyan en la parte superior del mismo y deja ambos brazos extendidos. El sentido de esta postura es evitar el sufrir alguna de las diversas lesiones de muñeca.

Adicionalmente, en el caso de conductores de edad avanzada, se suman las dolencias de las articulaciones tales como la artritis o la artrosis, por lo que esta buena práctica al volante también protege o aminora los síntomas de lesiones articulares.

Cuidado con la posición y altura del reposacabezas

El reposacabezas representa un componente de seguridad pasiva ligado directamente a la postura corporal. Su función, además de servir como soporte para apoyar la cabeza, es la de disminuir el rango de movimiento del cuello en caso de colisión para prevenir el llamado latigazo cervical.

Consigue la altura ideal ajustándolo de tal forma que los ojos queden alineados con el centro del reposacabezas. Cuando el conductor se siente de forma cómoda, el reposacabezas apenas debe tocar la cabeza. De esta manera tiene mayor efectividad en el momento de proteger al conductor de la oscilación brusca del cuello durante el impacto.

Cómo ajustar los retrovisores

Cuando los espejos retrovisores y laterales no están ajustados a la altura y posición del conductor, este deberá hacer movimientos y esfuerzos para poder verlos. Esta incomodidad produce tensión en el cuello y todos los inconvenientes asociados, además de afectar la seguridad al conducir. Los espejos deben ser ajustados en una posición desde la cual se pueda monitorear el tráfico sin tener que forzar ni hacer giros innecesarios con el cuello.

Usar el reposabrazos: ¿sí o no?

Los reposabrazos son un recurso ergonómico que brinda soporte a los brazos y evita que cuelguen durante mucho tiempo. Lo recomendable es que estén alineados a nivel de los codos y con un ángulo de 120° aproximadamente. Cuando los brazos permanecen en una postura incorrecta, aparecen los dolores en hombros y cuello.La combinación de buenas prácticas al conducir te proporcionarán la mejor experiencia al volante. Sigue estas simples recomendaciones para sacar el máximo partido del confort que puede brindarte tu vehículo de renting.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sigue leyendo en Renting Finders

Entradas relacionadas

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

O llámanos tú al
91 198 75 45

Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h