Roberto / 13 diciembre 2019

El gas natural también llega a los coches

Hoy día estamos viviendo una tendencia en el mundo del motor que lleva a los usuarios a elegir coches con etiqueta ECO, la cual certifica que ese vehículo no despide emisiones que puedan resultar perjudiciales para el medio ambiente y la salud de las personas.

Los coches a gas natural comprimido (GNC) son unos de esos vehículos que están siendo cada vez más populares, ya que sus precios de venta suelen ser asequibles (aunque más caros que los coches de gasolina) y además, su consumo tampoco resulta demasiado elevado.

Este tipo de combustión está introduciéndose en España desde no hace demasiado tiempo, por lo que aún hay cierto desconocimiento al respecto. Nosotros vamos a contártelo todo acerca de los coches de gas natural comprimido.

¿Cómo funcionan los coches con gas natural?

Un coche de gas natural es un vehículo que tiene un único motor de combustión interna que, además de gasolina, puede funcionar con gas. En este caso, gas natural comprimido.

El gas natural también llega a los coches

Es necesario realizar una adaptación al motor para que pueda funcionar con un combustible o con el otro. Puedes solicitar esta adaptación de fábrica, cuando vayas a adquirir el coche, o proceder con el cambio cuando ya tengas el vehículo contigo.

Esta adaptación conlleva los siguientes cambios en tu coche:

  • Instalar tanques para almacenar el gas natural
  • Sistema de inyección especial para gasolina y gas
  • Sistema electrónico para gestionar el motor y poder elegir cuándo se utiliza la gasolina y cuándo se usa el gas
  • Otros cambios en válvulas y pistones

Es importante que sepas que, aunque estos coches pueden funcionar con dos combustibles diferentes, gasolina y GNC, no son considerados coches híbridos.

Los híbridos se caracterizan porque necesitan tener dos motores para funcionar, con dos fuentes de energía distintas, mientras que el coche de GNC solo tiene un motor adaptado.

Los coches de gas natural tienen, por tanto, un mínimo de dos depósitos, uno para cada tipo de combustible. El gas natural comprimido se basa en el metano, un gas menos denso que el aire que se evapora y dispersa con facilidad en caso de fuga.

¿Qué ventajas tiene el gas natural en coches?

El gas natural es un combustible mucho más limpio que el combustible, como puede ser el carbón, el gasóleo, el GLP (gas licuado con petróleo) o la gasolina. 

Esto se traduce en que apenas deja restos en las válvulas y en los inyectores, manteniendo el motor limpio durante más tiempo y evitando problemas con las obstrucciones.

Como podrás imaginar, esto supone que apenas genera emisiones con restos contaminantes. Por ello, los coches que funcionan con GNC son aptos para llevar la etiqueta ECO de la DGT.

Esta tarjeta conlleva ventajas en ciudades grandes como Madrid y Barcelona, porque con ella no te verás afectado por las restricciones del tráfico que se imponen en ocasiones debido a los altos niveles de contaminación.

Los motores de gas natural son muy eficientes, parecidos al diésel. Además, el precio de este combustible es más barato que la gasolina o el gasóleo, y su alto índice de octanos hace que el motor vibre menos y sea más silencioso.

Eso sí, hay pocas gasolineras con gas natural en España, así que el momento del repostaje puede ser algo engorroso según dónde vivas. Hay alrededor de 100 gasolineras de este tipo en todo el país, aunque el número está creciendo de forma constante.

Modelos de coches con gas natural en España

Los coches a GNC 2019 que se encuentran disponibles en España no son demasiados, y los concentran tan solo algunas marcas. De hecho, algunas incluso han terminado retirando sus coches a gas natural comprimido para favorecer la venta de vehículos eléctricos.

  • Audi A3 Sportback. Se trata de una berlina compacta con cinco plazas y cinco puertas, cuyo consumo de GNC es de 3,6 kg/100 km. 
  • Audi 4 Avant 4. Esta berlina familiar de cinco puertas destaca porque tiene un maletero espacioso de 415 litros, casi el doble de grande que la anterior.
  • Audi A5 Sportback. Es una berlina coupé de cinco puertas con cambio automático de serie, no opcional como las anteriores.
  • Fiat Qubo. Este vehículo está a medio camino entre la furgoneta y el turismo, el único modelo GNC disponible en Fiat a nivel de particulares. Sin embargo, dispone de una oferta más amplia en cuanto a vehículos comerciales de GNC.
  • Seat Mii. Este pequeño vehículo es el coche más económico de Seat aunque cuenta con cinco puertas y cuatro plazas.
  • Seat Ibiza TGI. Es del mismo estilo que el anterior aunque algo más grande y con el motor más potente. Con la tecnología TGI híbrida entre gasolina y gas natural.
  • Seat León TGI. Una buena noticia es que el Seat León, uno de los coches más populares en España, se encuentra disponible en nuestro país en su formato GNC. El Seat León TGI se caracteriza por un consumo de GNC de 3,1kg/100km.
  • Skoda Octavia. Esta berlina de tamaño medio dispone de un gran maletero, cinco puertas y cinco plazas.
  • Volkswagen Caddy. Esta furgoneta es el único vehículo GNC disponible de Volkswagen en nuestro país.
Sigue leyendo en REnting Finders

Entradas relacionadas

top