Glosario de términos

Economizador

El economizador es un dispositivo que se coloca en el vehículo y tiene como objetivo empobrecer la mezcla de combustible por debajo de la cantidad adecuada para ofrecer la máxima potencia. De esta forma, el consumo del motor se ve reducido. Existen varias formas de conseguir empobrecer la mezcla: por un lado, se puede realizar mediante la apertura de un paso adicional de aire después de la mariposa, o reduciendo la sección del difusor y regulando, al mismo tiempo, el caudal del surtidor principal. 

Este dispositivo se acciona mediante una palanca o tirador instalado en el salpicadero. Esta forma de reducir combustible se utilizaba en los años 50, sobre todo cuando se realizaban trayectos largos. El economizador era útil también en montaña, ya que compensaba la reducción de la densidad del aire con la disminución del porcentaje de gasolina.

La regulación se efectuaba reduciendo gradualmente la cantidad de gasolina suministrada, hasta que se notaba el efecto del excesivo empobrecimiento por las explosiones en el motor y las irregularidades en la marcha.

El uso erróneo del economizador era peligroso para la duración del motor, ya que lo sometía a recalentamientos y esfuerzos mecánicos excesivos. Por dichos inconvenientes, agravados por los largos recorridos en autopistas, el economizador cayó en desuso.

Cómo conseguir economizar el combustible

En la actualidad, ya no se utilizan los economizadores como dispositivo, pero existen otras formas de conseguir reducir el consumo de combustible. Una de las formas más eficientes y asequibles de ahorrar combustible pasa por revisar tus hábitos al volante. No obstante, siempre puedes optar por alguna de estas opciones. 

  • Ionizadores: funcionan por magnetismo y son capaces de ionizar el carburante. Están disponibles para coches diésel y gasolina y se suelen instalar en el conducto del combustible, justo antes de la rampa de inyección. Deben ser instalados por especialistas ya que causan una reacción sobre el combustible. 
  • Aditivos: en la mayoría de los casos, los aditivos son limpiadores con un efecto detergente que tienen como objetivo eliminar los elementos y partículas que se producen en los inyectores.
  • Reprogramación de la centralita: la modificación del control electrónico de la mecánica puede pasar por aspectos como la inyección, la sobrealimentación o la mezcla de aire y combustible. La reprogramación de la centralita del coche tiene que ser llevada a cabo por expertos especializados y siempre se deben hacer análisis técnicos en banco de pruebas para garantizar los resultados y la fiabilidad. Antes de hacer un cambio importante en nuestro coche como puede ser la reprogramación de la centralita, debemos tener en cuenta que se debe hacer a medida. Es decir, que se pueda enfocar, en este caso, a reducir el consumo sin considerar una posible pérdida en fiabilidad o durabilidad.

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h