Glosario de términos

Matriculación

La matriculación es el conjunto de operaciones necesarias para la obtención del permiso de circulación de un vehículo. A través de este proceso, se asignan al vehículo las letras y cifras distintivas que figurarán en la placa de matrícula para la identificación en la circulación. 

Aunque los organismos encargados de resolver las diversas gestiones varían según la estructura del país donde se va a proceder a la matriculación, las exigencias son bastante uniformes. Así, el titular o su representante autorizado deben acudir al sector de la Administración que corresponde a su provincia o departamento para solicitar la inscripción del automóvil.

La solicitud ha de estar acompañada de una declaración jurada del fabricante, la ficha técnica del vehículo, y si este es de importación, el certificado del pago de los derechos. Con ello, la Jefatura de Tráfico puede proceder a la revisión del automóvil para comprobar sus características, y si el resultado es satisfactorio, sólo queda efectuar el pago de impuestos y obtener la cédula correspondiente.

La primera matriculación de un coche nuevo suele realizarse telemáticamente a través del concesionario, librando al comprador del coche de llevar a cabo este trámite personalmente. El proceso no suele durar más de uno o dos días.

Matriculación de un vehículo, ¿por qué es tan importante?

Existen otros motivos por los puedes matricular un coche después de la primera matriculación.

  • El coche debe cambiar las siglas de la provincia de residencia después de una mudanza, o tras vender el coche a un comprador que reside en otro lugar, y por tanto requiere una nueva matrícula.
  • El coche es un vehículo histórico que requiere de un trámite específico para su matriculación.
  • El coche tiene una matrícula extranjera, bien porque es importado o bien porque el anterior lugar de residencia era en el extranjero. En este caso, debes volver a matricularlo en el país de residencia. 

Todos los procesos de matriculación de un vehículo se realizan en última instancia las jefaturas de la Dirección General de Tráfico. Es decir, aunque la primera matriculación del coche la tramite un concesionario, el proceso de matriculación lo gestiona Tráfico, así como todas las matriculaciones posteriores.

Por este motivo, en cada caso específico lo único que cambia es la documentación necesaria para llevar la matriculación a cabo.

Matriculación de coches históricos

La matriculación de coches históricos hace referencia al proceso de declarar un coche histórico, que conlleva la adjudicación de una matrícula específica para este tipo de coches.

Para que un coche sea declarado histórico deben haber transcurrido al menos 30 años desde su primera matriculación, sin que haya sufrido transformaciones importantes y conserve sus piezas originales, o incorpore recambios originales.Las ventajas de la matrícula histórica cambian dependiendo de la zona de residencia, aunque pueden incluir el incrementar los plazos para pasar la ITV, o estar exento del pago del impuesto de Circulación.

¿Quieres saber más detalles?

Completa el formulario y te llamamos

    O llámanos tú al
    91 078 39 50

    Revisa nuestras preguntas frecuentes para más información
    Nuestro horario es de L-J de 9h a 20h y V de 9h a 18h